domingo, 13 de marzo de 2011

El Resplandor en Second Life

En las andanzas de Oteaba Auer por los Estados unidos,  se alojó  en el Hotel Overlook. Llovía a cántaros  y el recepcionista no estaba.  Miraba  una foto que le resultaba familiar, cuando escuchó  gritar a alguien invitándola a una fiesta..¡WOW!,  era  el mismísimo Jack Nicholson que , algo pasado de copas le presento a dos amiguetes, bastante raritos, un tal Stephen King y Stanley Kubrick.
.



Al salir, encontró en uno de los pasillos a unas niñas muy monas. Probablemente hablaban arameo porque no había forma de que le respondieran en ningún idioma.


Al fin,  apareció un niño con su triciclo y le dijo : “Oteaba, tengo la llave de la habitación 237, si quieres puedes descansar allí”. Cuando la  Auer agradecida se giró para hacerle una caricia,… se había esfumado.

Durante la noche debió reventar algun desagüe porque, de pronto, todo se lleno de agua tan sucia que parecía sangre venosa.
La pobre chica  con ganas de miccionar se dirigió al baño que allí llaman WC; pero estaba ocupado. Se sentó a esperar y escuchó como Jack Nicholson le ofrecía a un hombre,  una importante suma de dinero por un hacha en condiciones.
¡Bendita inocencia!, no se había enterado de que había estado dentro de una de las películas más importantes del cine de terror. 31 años después de su estreno, todo el mundo conoce alguna de las impactantes escenas. de “El Resplandor

11 comentarios:

Conchi dijo...

Jajaja Ote... eres increible!!! de las películas que me han dado más miedo en mi vida... es realmente escalofriante!

Oteaba Auer dijo...

Conchi, para mi también, además era un miedo que se iba metiendo poco a poco y uff!...Hice este post hsin aquella sensación; pero prefiero abstenerme de volver a verla :-))

Genma dijo...

Que risa como desmontas el halo terrorífico de resplandor. Por diosss, ¡que imaginación! jajaja
Oteaba ¿sabes si la 237 estará libre para esta noche?
Un beso

Genma

Cinta de Aro dijo...

Tendré que visitar ese land, a mi tambien me impresionó mucho esa peli, sobre todo porque habían tantas incognitas...
Saludos.

Oteaba Auer dijo...

Ni idea Genma. Será mejor que te acerques por alli ... en recepción núnca hay nadie :)
BesOte

Oteaba Auer dijo...

Cinta, el land está dedicado a Stanley Kubrick y algunas películas de terror como Poltergeist que, por cierto, casi me deja pegada a la pantalla de la TV ...

Saludos

Vane dijo...

Yo amo al cine!!!!!!!!!!!!!!!!!, y verlo mezclado con tu humor me parece genial, disfruto más todavía de este lugar.
A veces me pongo a pensar en todas las películas que he visto, y los grandes clásicos de todos los tiempos y digo: cuantas vidas he vivido ya??? que edad tengo??? Todavía no encuentro respuestas.

Mercedes Mariño Casillas(mirazo) dijo...

Hola " auer" hacia bastantes dias que no navegaba y lo primero que he hecho es visitarte porque se que lo que vas a escribir siempre es de interes. Y claro esta... Has puesto algo terrorifico con notas de humor... Fuerte imaginacion jajaja !!! Te lo curras!! Me gusta
Un abrazo

Ramon Peris dijo...

Oteee!!!!jajaja Hiciste diana en una mis grandes aficiónes. Recuerdo que las niñas del arameo protagonizaron el cartel del festival de Sitges 2010. Una de las películas de terror que se mantiene vigente sin importar el tiempo pero en tu original versión no dejas santo con cabezaaaa....

Besos

Oteaba Auer dijo...

Vane, quizás el cine, en menor medida que la lectura ,también nos hace abrir la mentalidad, vivir y aprender de otras formas de pensamiento, de vivencias, etc..
Muchas gracias por tu comentario

MERCEDES MARIÑO:
Todo es cuestión de pillar unos buenos alisios y en un avanti salir de empopada y ¡A navegarrr!!!, aunque en el post anterior...el barco me dejó tirada.
Besos mi niña

RAMÓN:
Espero que hacer diana sea bueno...mmm...Te juro que la del hacha no fuí yo :-))

Saludos

Dulce Gomez dijo...

Qué buena idea, creo que a todos nos gustaría ir a visitar ese hotel, aunque no saliéramos bien librados jaja, vi en hbogo la película y me parece de las mejores de terror que hay, la escena del elevador y la sangr ees genial.